Cada vez más se buscan nuevas alternativas para hacer de la comida saludable algo delicioso no solo al paladar sino a la vista, sin embargo hoy en día hay mucho más que el  clásico plato de fruta o una barra energética para después del ejercicio. En este artículo exploramos esas comidas gourmet, sanas y deliciosas que le ayudarán a tus comensales a no perder lo ya ganado en su ejercicio.

Cuando realizamos actividad física que realmente provoca un desgaste, es necesario reponer con alimentos algunos de los nutrientes perdidos. Los músculos consumen tus reservas de glucógeno como si fuera combustible y sus pequeñas fibras se desgastan en cada sesión de actividad física y tienen que ser regeneradas con proteínas. En un artículo que publica animalgourmet.com, se menciona que en los primeros 30 minutos después de finalizar el ejercicio, se abre lo que se le conoce como “ventana metabólica”, durante este tiempo, es más fácil recuperar nutrientes comiendo particularmente carbohidratos y proteínas para restablecer el cuerpo. Por ello se recomienda una ingesta de alimentos ricos en hidratos de carbono y proteínas, una porción de 20-25g de proteína de alta calidad para la recuperación de glucógeno y reconstrucción del tejido muscular. Siendo siempre las porciones indicadas en gramos, los carbohidratos y las proteínas, el secreto de estos sencillos y deliciosos platillos.

Nosotros como profesionales de los alimentos y la cocina, sabemos que es mucho más sencillo hablar de platillos gourmet para después de hacer ejercicio en lo individual, es decir, las dietas que cada uno de nosotros prepara en su hogar gracias a que existen infinidad de blogs y sitios que hoy nos comparten recetas de este tipo.

Pero ahora imaginemos que somos el chef a cargo de un importante restaurante dentro de un club deportivo a donde diariamente acude la élite de una zona residencial, y que sabemos que es necesario sorprender a los miembros del club que acuden al restaurante después de hacer ejercicio, esperando que les ofrezcan en el menú algo que se les antoje y que realmente cumpla con los requerimientos nutricionales que su cuerpo necesita.

Teniendo ya claro que el secreto está en las porciones, carbohidratos y las proteínas bien combinados, les puedes ofrecer opciones de platillos como:

  1. Una gran ensalada atún, arroz y verduras
  2. Un fantástico pollo con falsas patatas fritas hechas con boniato
  3. Un curry de lentejas y ternera
  4. Unas croquetas de champiñones, lomo de pavo y almendras
  5. Ensalada de cítricos, mariscos y granada con salsa de yogurt
  6. Tarta de hummus y verduras al horno.

Definitivamente y como dicen por ahí “de la vista nace el amor”, y seguramente alguna de estas propuestas de platillos será de su agrado. Y si sumado a esto, consideramos que los comensales vienen de una sesión de ejercicio desgastante, es muy probable que estos platillos sean siempre bien recibidos y percibidos por este tipo de personas que llevan un estilo de vida healthy.

Uno nunca sabe cuándo le tocará estar preparando menús para comensales healthy en un restaurante o podría ser una interesante propuesta de modelo de negocio para emprender el propio en el futuro, ¿no crees?

Si deseas ver las recetas de los platillos que mencionamos, entra a los sitios que te compartimos al final de este artículo.

Descubre más en Tendencias de Alimentos

Knorr® Base de Tomate 500 g

Knorr® Base de Tomate tiene resultado natural, color y consistencia ideal para todas tus preparaciones. Es fácil y simple de usar, listo en un minuto.

Ver más
135 810
$ 135.00 Precio