En este artículo te diremos los aspectos básicos para tener tu propio huerto y hacer autosustentable el consumo de flores comestibles dentro de tu cocina o restaurante.

Para que la incorporación de las flores comestibles se vuelva un tema sustentable a mediano y largo plazo dentro de tu proyecto culinario o restaurante, debemos comprender el término de: economía verde; que no es más que el desarrollo de un modelo de producción sostenible para reducir los riesgos ambientales y la escasez.

Dicho en otras palabras, hay que sembrar lo que se consume en nuestros platillos buscar un equilibro con la naturaleza y el medio ambiente; y una de las ejores soluciones por las que han optado algunos de los mejores proyectos culinarios, es crear sus propios huertos.

Con esta conciencia colectiva que genera la economía verde, hoy en día los huertos están concebidos para algo más que la alimentación tradicional, ahora además se tienen las flores comestibles como elemento decorativo y de innovación con finos sabores que se incorporan a las exigentes creaciones de los profesionales de la comida. Los huertos nos proporcionan alimentos muy variados y de excelente calidad, además de darnos la satisfacción personal de que lo hemos cuidado con nuestras propias manos. Aprender a cultivar flores comestibles nos permitirá darle un toque exótico a nuestros nuevos platillos y sorprender a nuestros comensales con nuevos sabores, aromas y texturas.

Veamos brevemente cómo puedes tener tu propio huerto y algunos consejos que pueden ser de mucha utilidad.

  • Siembra: los expertos aconsejan cultivar flores comestibles partiendo de semillas. De esta forma controlarás perfectamente las etapas del crecimiento y evitarás riesgos de plagas y enfermedades.
  • Terreno: la mayoría de las semillas de flores comestibles se pueden plantar en maceta, pero recuerda que la mayoría de las semillas se plantan a una profundidad de entre 1 y 2 centímetros y que debes dejar cierta separación entre ellas para que no se roben los nutrientes y el agua unas a otras.

 

  • Riego: es vital cuando siembras semillas de flores comestibles. Evita echar chorros de agua a presión porque pueden destruir el mantillo de tierra y recuerda pulverizar suavemente el terreno entre dos y tres veces al día hasta que aparezcan los primeros brotecillos verdes.
  • Plagas: las flores comestibles pueden sufrir un ataque de plagas, con algún producto natural (no químico) puedes sulfatarlas sin alterar sus propiedades comestibles.
  • Poda: las flores comestibles no son tan frágiles como parecen, también se pueden y se deben podar, recortar y sanear. Recuerda que dejar las hojas que caen puede servir como abono natural para cuando crezca.

Si en este momento quieres incorporar a tu proyecto culinario flores comestibles pero no has podido crear tu propio huerto, te compartimos los datos de algunos productores argentinos que cultivan una gran variedad y a quienes puedes hacerles tu pedido.

Fuentes: 

“Sueño Verde” (contacto: Agustín) 03488-463747 y 463696 e-mail: info@s-verde.com.ar ( www.s-verde.com.ar ) Buenos Aires - Argentina

“Zeralda” (contacto: Mónica Dominguez) 02226 421700 / 011-15-50106313 e-mail: zeralda@isei.com.ar (www.zeralda.com.ar) Buenos Aires- Argentina

“Hecho en Comodoro”: (contacto Alicia o Daniel) 0297-4473142 / 0297154225475 // 0297 154331110 - Comodoro Rivadavia – Argentina-hechoencomodoro@gmail.com / www.hechoencomodoro.ar.gs

 

Ahora sí, con el conocimiento completo de cómo sembrar y cocinar flores comestibles, sólo queda el límite de tu imaginación para crear nuevos platillos.

 

Descubre más en Tendencias de Alimentos

Knorr® Base de Tomate 500 g

Knorr® Base de Tomate tiene resultado natural, color y consistencia ideal para todas tus preparaciones. Es fácil y simple de usar, listo en un minuto.

Ver más
135 810
$ 135.00 Precio