La importancia de conocer tus costos

Establecer un presupuesto, trabajar eficientemente y conocer el origen de tus gastos es indispensable para conseguir un verdadero ahorro de costos. Obtener utilidades depende cien por ciento de tu optimización de procesos y la buena administración de tus finanzas. Incluso con un gran número de ventas, podrías perder dinero si no eres consciente de tus gastos.

Cuando decidas el presupuesto, piensa en los costos básicos como porcentajes, así mantendrás tus finanzas en equilibrio sin importar las fluctuaciones en tus ventas.

  • Materia prima 47%
  • Mano de obra 35%
  • Renta 7%
  • Servicios 3%
  • Equipo y mobiliario 3%
  • Mantenimiento 3%
  • Marketing 2%

Lo que tienes que hacer para ahorrar costos

Es necesario que tengas muy claro el origen de tus costos, así como su prioridad en el presupuesto. De esta forma podrás optimizar aquellos aspectos que son realmente indispensables para impulsar tu negocio o, incluso, mantenerlo a flote durante las crisis.

Si aún te preguntas cómo reducir los costos de tu restaurante, revisa estos 9 tips para controlarlos: 

¿Cómo ahorrar con procesos más eficientes?

Gestionar un restaurante puede ser abrumador. Cientos de cosas ocurren al mismo tiempo y dirigir todas sus áreas parece una tarea imposible. Sin embargo, llevar un control de los procesos es básico para optimizar costos y aumentar tus ganancias. Al tener un mejor manejo operativo, se facilita la implementación de ajustes que aseguren un servicio de calidad y un buen aprovechamiento de los recursos. En resumen, siendo eficiente obtendrás más utilidades.

Aunque es importante encontrar un equilibrio entre la optimización de procedimientos y la autonomía de tus colaboradores, lo recomendable es fijar una estandarización que prevenga errores y optimice las utilidades. La estrategia ideal para lograrlo es un mapeo de procesos.

Un mapeo es un listado de procesos que te permite tener una vista global e integrada del funcionamiento de tu restaurante. Con esto identificarás cuáles son las actividades que sí funcionan y las que no. Deberás mapear 3 principales tipos de procesos: 

  • De dirección: planificación de objetivos, gestión de calidad, finanzas, marketing y publicidad.
  • De operación: servicio, limpieza y todo lo necesario desde que llega la comanda hasta la entrega de los platillos en mesa.
  • De Soporte: recursos humanos, mantenimiento, compras, inventarios, etc.

Una vez que hayas terminado tu análisis de procesos, identifica aquellas áreas en las que tu personal necesite mayor capacitación y atrévete a implementar nuevas medidas que simplifiquen algunos pasos. Con esta estrategia se ahorran costos, tiempos y se consigue una operación más eficiente.

Inicio
Productos
Prescriptions
Favoritos
Menu