En el trabajo del día a día, la ultracongelación de alimentos permite preparar gran cantidad de producto que puede ser consumido en el periodo de los siguientes 5 a 7 días si se congela, la duración del producto puede ampliarse a varios meses. La planeación de compras eficientes mejora de manera considerable la adquisición de materias primas, la organización del trabajo en la cocina y la variedad en el menú.

Durante la congelación normal por contacto a ambiente, lo que también se le conoce como congelación lenta, los líquidos presentes en los alimentos se solidifican formando macro cristales que estropean su estructura, color, consistencia y apariencia.

La ultracongelación de alimentos es un proceso de congelación ultrarrápida enfocada en llegar al corazón de los ingredientes a -18°C con más velocidad, la formación de microcristales hace que los alimentos mantengan sus características organolépticas.

La aplicación de esta tecnología en un producto como Knorr® Base de Tomate permite la preparación adelantada de salsas, lasañas, boloñesas, sopas, entre otros, y el congelamiento permite ofrecer un menú más rico y variado. En la cocina se puede controlar todo el proceso de preparación de varios platos.

Ventajas de la ultracongelación de alimentos en la gastronomía

#1 Reduce el coste de los alimentos

Se pueden comprar una mayor cantidad de materias primas, respetando la estacionalidad y los precios de compra más convenientes. Enfriando y congelando los productos se podrá conseguir la misma calidad después de muchos meses.                                                                                                                                                                                          

#2 Reduce los desperdicios alimentarios

El enfriamiento rápido reduce drásticamente los desperdicios, favoreciendo la planificación de las compras y el aumento notable de la frescura con la conservación de los alimentos y de los productos semielaborados.

 

#3 Reduce el coste del personal

La misma cantidad de producto se produce en la mitad del tiempo, optimizando el trabajo del personal y gestionando la demanda del mercado y los picos de trabajo. 

Cocinero sacando producto de la nevera

#4 Aumenta la calidad de los alimentos y la seguridad alimentaria

El enfriamiento rápido conserva perfectamente la mejor calidad de los alimentos manteniendo la frescura en el tiempo, con la máxima seguridad alimentaria, respetando los estándares APPCC, para una gestión atenta de la cadena del frío.

 

#5 Aumenta la racionalización de la producción

El enfriamiento rápido racionaliza la producción, enfriando o congelando mayores cantidades de producto apenas deshornados o terminados de cocinar.   

#6 Aumenta la vida útil del producto

El enfriamiento y la congelación rápida reduce notablemente la proliferación bacteriana y los alimentos pueden conservarse perfectamente durante el triple del tiempo.                                                                                                                                                                                    

En una planificación en menús con Knorr® Base de Tomate utilizando la tecnología de la ultracongelación de alimentos se aumenta la capacidad productiva de la cocina reduciendo los costes de personal con las ventajas destacables de rentabilidad y tiempo.

Con una calidad que se conserva inalterada, la humedad en las comidas mantiene en el producto sus características a lo largo del tiempo.

Knorr® Base de Tomate usada en el ultra congelador en la cocina resulta muy ventajoso para todo tipo de restauración y en particular para comedores colectivos, hospitales, hoteles, restaurantes, así como para ocasiones especiales como es el caso de grandes banquetes.

Knorr® Base de Tomate es un producto de base natural y de origen sostenible que permite ser utilizado en tecnologías de punta con un performance excelente, mantenido su sabor y color en todo momento.