Sin importar el concepto, un buen restaurante se asegura de tener en su carta platillos para todos los gustos. Los pescados y mariscos, sobre todo en esta época, no pueden quedarse fuera.  

Los pescados y mariscos suelen ser los favoritos de muchos comensales. Además de su delicioso sabor, son nutritivos y con un alto valor proteínico. A cualquier negocio de comida le conviene añadir platillos del mar en su menú por dos principales razones: 1) Son sumamente versátiles, por lo que pueden cocinarse en frío o caliente, y 2) Según su temporada, hay especies que se consiguen desde los 20 pesos MNX por kilogramo.  

Es cierto que existen cientos de recetas tradicionales para preparar los productos del mar, pero los clientes ahora buscan nuevas combinaciones de sabor y una mayor complejidad en los platillos para disfrutar de una experiencia culinaria única. 

Si tú también quieres estar a la vanguardia y que tus recetas sean populares entre los comensales, inspírate con estas 10 ideas para incluir más pescados y mariscos en tu menú:  

1. Ceviches, cocteles y crudos

Un buen ceviche de pescado blanco y un refrescante aguachile de camarones jamás pasarán de moda. Incluso si ofreces un sashimi de atún o un carpaccio de pulpo, aquí lo importante es la frescura de los ingredientes junto con la marinada o los condimentos. Asegúrate de resaltar el sabor de tu proteína y darle el toque exacto de acidez.  

Ceviche de pescado

2. Ensaladas

Una ensalada puede ser tan simple como una mezcla de lechugas con cangrejo o tan compleja como una ensalada tibia de camarones. El secreto es un buen aderezo y utilizar todo tipo de texturas para que cada bocado sea una explosión de sabor para el comensal. 

3. Curados, madurados y ahumados 

La charcutería del mar está de moda. Imagina un chorizo de calamar o un pastrami de salmón. Los pescados y mariscos también pueden pasar por un proceso de maduración en el que se intensifican sus sabores y se mejora su textura, además de alargar su tiempo de consumo. Estas técnicas son perfectas para darle espacio a la creatividad. 

4. Pastas, arroces y sopas 

Esta es posiblemente una de las propuestas más tradicionales. La paella, el arroz negro con calamares, un clam chowder o un fettuccini frutti di mare son de esos platillos que siempre son un éxito para cualquier menú. Puedes guiarte por las recetas típicas o darle tu toque personal añadiendo algunos ingredientes extra y dándole un giro único a lo ya conocido. 

paella valenciana

5. Escabeches 

Un escabeche es una preparación a base de vinagre y un poco de aceite, perfumado con algunas especias como el laurel y la pimienta. Los favoritos para esta preparación son los mejillones, el pulpo, las sardinas y el jurel. 

6. A las brasas o a la plancha 

Un filete de pescado a las brasas o a la plancha no tiene por qué ser aburrido. Para ello solo tienes que cuidar tres cosas: que la proteína esté bien condimentada, la temperatura y tiempo de cocción para obtener un término adecuado, y que la guarnición realmente sea un acompañante perfecto.  

7. Croquetas o pasteles

Los pasteles o croquetas de pescados y mariscos ya son muy conocidos. Puedes hacerlas de cangrejo, atún, camarón o bacalao. Puedes empanizarlas o no y freírlas u hornearlas. Condiméntalas adecuadamente y acompáñalas con un buen aderezo para aportar más humedad al plato. 

Ensalada de pescado

8. Tazones o pokes

Una de las últimas tendencias para pescados y mariscos son los tazones personalizables. El salmón, atún y camarones son perfectos para este tipo de platillos. La idea es elegir una base de arroz, pasta o ensalada y agregar una variedad de toppings que lo hagan más interesante: mango, pepino, edamames, cebollín, ajonjolí, queso… las opciones son infinitas.

9. Caviar, pero casual 

Será sencillo elevar unas simples papas a la francesa con esta idea tan innovadora. Imagina agregar un poco de caviar al acompañamiento favorito de todos los tiempos. El caviar no requiere de manipulación y, si bien su precio suele ser un poco elevado, necesitas una cantidad muy pequeña para tener mucho sabor.

10. Antojitos mexicanos 

Por último, no puedes olvidarte de los tradicionales tacos, tortas, tostadas y burritos… Puedes aprovechar los sabores originales, pero en su versión del mar: imagina un huachinango al pastor, cangrejo al pibil, o calamares en adobo. Son la opción perfecta para una entrada o para compartir. 

Inicio
Productos
Prescriptions
Favoritos
Menu