La importancia de los colores en los alimentos radica en varios factores, principalmente en la expectativa que este genera respecto a las experiencias gastronómicas que se tendrán del mismo; por ejemplo, hay colores en la naturaleza que resultan muy atractivos y apetitosos y otros que por el contrario producen un rechazo. Si presentamos un alimento, el mismo, pero pigmentado con diferentes colores o tonos este generará distinta aceptación e incluso tendremos la sensación de cambio en el propio sabor.

Los alimentos se pueden agrupar por colores y estos comparten características físicas y químicas, entonces para estudiarlos o clasificarlos es posible utilizar esta segregación por color.

A continuación, veremos los más comunes, sus características y algunos ejemplos.

  • Blancos

Son ricos en potasio, tienen propiedades diuréticas y favorecen la circulación en este grupo encontramos ajo y cebolla, que contienen compuestos sulfurados como la alicina, que mejora la circulación y disminuye la hipertensión arterial. En este grupo también hay muchos alimentos ricos en antioxidantes minerales como el selenio, que ayuda al sistema inmune a luchar contra los agentes externos, algunos alimentos también poseen propiedades expectorantes.

  • Rojo

Son ricos en licopenos y carotenos, tienen efectos antioxidantes y son favorecedores del sistema cardiovascular, por su riqueza en antioxidantes y bajo contenido en calorías, estos alimentos son muy adecuados para personas con hipertensión y arterioesclerosis. Algunos ejemplos de estos son las fresas, los arándanos y el tomate.

  • Amarillo y Naranja

Estos alimentos tienen en común un alto contenido en betacarotenos y carbohidratos, los betacarotenos tienen propiedades antioxidantes que ayudan, benefician y protegen la piel. Contienen vitaminas como la A y la E, intervienen frente al daño de los radicales libres, dentro de este grupo tenemos a las Naranjas y las zanahorias.

  • Morados

Estos alimentos son ricos en antocianinas que tienen la propiedad de restaurar la salud de los capilares, previenen el deterioro de la vista, poseen propiedades bactericidas que ayudan a tratar la cistitis e infecciones urinarias. Algunos de ellos son el Acai, las ciruelas y los arándanos.

  • Verde

Son principalmente plantas depurativas, muchas de ellas, ricas en principios amargos que estimulan las secreciones estomacales y del hígado, son ricas en fibra, ácido fólico y antioxidantes por ejemplo tenemos las judías verdes, las espinacas y el brócoli. Tienen propiedades digestivas y aperitivas que convienen sobre todo a personas con anemia.

 

Fuentes:

https://www.botanical-online.com/dietas/colores-alimentos-propiedades

Manual de gastronomía molecular, Mariana Koppman