Darle un vistazo a los sabores de los principales estados del país, puede ampliar tu panorama para nuevas creaciones. Acompaña a Unilever Food Solutions en un breve recorrido por estos 3 estados de la República Mexicana reconocidos por su inigualable fuente de ingredientes, platillos y sabores. Estados que se han destacado por su gastronomía y hoy, son considerados por la UNESCO, patrimonio cultural intangible de la humanidad. Unilever Food Solution te invita a que explores junto con nosotros, el universo de sabores de estos 3 estados de nuestro país.

Como todos los profesionales de la cocina sabemos, una de las principales características de la comida de nuestro país es la diversidad en su gastronomía.

Cada estado y región cuenta con sus propias recetas y tradiciones culinarias.

Sin embargo, son estas creaciones gastronómicas que surgieron localmente, las que se han vuelto emblemáticas a nivel internacional. En esta ocasión nos concentramos en la cocina del estado de Oaxaca, rica en ingredientes y sabores como el cacao, maíz, chiles, hierbas y café; en la Poblana por sus moles y platillos, productos del mestizaje prehispánico, español, francés y árabe; y la maya, rica en posibilidades de sabor y de insumos naturales.

1Oaxaca con sus técnicas ancestrales como la nixtamalización, la elaboración de tortillas, tamales, memelas y empanadas, entre otros muchos platillos, que combinan el sabor de hierbas como el chepile, poleo y piojito, quelite, además del cedrón y el guaje.

Estos, son un pequeño ejemplo de ingredientes que comúnmente no integramos a nuestras creaciones, y que al experimentar con ellos, podemos lograr nuevas interpretaciones de sabores. Otro ingrediente muy importante en la cocina oaxaqueña compartido de generación en generación, es el amor en la preparación de los alimentos y esto es parte de las costumbres arraigadas a la tierra y a la cultura de este estado, que si bien podemos decir entre profesionales de la cocina, es algo que no puede faltar en la creación de cualquier platillo de comida tradicional.

Puebla, es uno de los estados más representativos y destinos coloniales de México.

El origen de la cocina poblana, se encuentra en los fogones de los conventos y en las cocinas de las casas de los mestizos y criollos.  Fue en esos templos de sabor, donde las mujeres poblanas mezclaron productos nativos de la región como el maíz, chile, frijol, jitomate y guajolote, con ingredientes como el aceite de oliva, trigo, cebolla y ajo, entre otros; usando para ello, utensilios como ollas de barro, metates y cucharas de madera, distintos a los del resto del país. El famoso mole poblano, nació gracias a la creatividad y talento de las monjas Dominicas del convento de Santa Rosa del siglo XVII. Elaborado con más de dos docenas de ingredientes que incluyen una numerosa variedad de chiles, carne de pavo o pollo, almendra, chocolate, cacahuate, ajonjolí, canela, ajo y cebolla, por citar sólo algunos. Los chiles en nogada son otro manjar característico de la región. El origen de este platillo se remonta a los tiempos de la independencia, elaborado por las monjas del convento de Santa Mónica, en honor al recién proclamado emperador de México, Agustín de Iturbide. Las chalupas, o las cemitas rellenas de jamón, carne enchilada, o patitas de cerdo. Y el popular taco árabe, con influencias de la cocina de medio oriente. La lista podría continuar con el pipián verde o rojo, la crema poblana, los molotes, pambazos, quesadillas, tamales, tlacoyos, mole de olla, memelas, enchiladas y rajas poblanas; mixiotes, huauzontles y escamoles.

Yucatán.

Si ya has visitado este hermoso estado, sabes que es un lugar que sorprende a locales y extranjeros, desde su hermosa capital colonial, y sus hermosas zonas arqueológicas, hasta el delicioso sabor de su cocina tradicional; es un lugar emblemático que vale la pena revisar como fuente de inspiración para nuevos platillos y sobre todo para nuevos tipos de experimentación en la combinación de sabores. 

Hablando de opciones del sureste del país, podemos mencionar el Omelette Maya, los Polcanes prehispánicos elaborados con masa crujiente rellenos de frijol ibes y pepita molida con Lomitos de cerdo. De entradas, para la comida, caldo de lima con pechuga de pavo y juliana de tortilla; crema de chile Xcatic, acompañada de tamalito yucateco y aceite de chaya. Las carnitas de cerdo ahumadas con salsa de chile Xcatic y guacamole, el pulpo Itzá, empanizado con longaniza Valladolid, acompañado con papas cambray al epazote y mayonesa de serrano. La tradicional Cochinita Pibil, el frijol con puerco y la carne a la cazuela acompañada con arroz blanco. Lo emblemático de este estado es que aunque están ubicados tan cerca del mar, su propuesta gastronómica no se limita a la creación de platillos con insumos del mar, sino que tiene una visión más extensa y de aprovechamiento.

Sin lugar a dudas, es increíble descubrir todo lo que nos puede dar la cocina de cada estado de nuestro país. Conocer e imaginar todo su potencial, es algo que Unilever Food Solutions te quiere compartir para tus próximas creaciones. Esperamos que este artículo te sirva de inspiración y que a partir de esta información surja tu interés por investigar más acerca de nuestra maravillosa cocina mexicana.

Descubre más en Tendencias de Alimentos