México tiene los mejores desayunos del mundo.

Nuevos sabores y formas de prepararlos.

México tiene posiblemente, los desayunos más ricos del mundo, y no se compara ni en porciones ni en ingredientes con los de cualquier otro lugar del mundo. En esta ocasión los chefs de Unilever Food Solutions te queremos compartir algunos de los mejores desayunos de México y cómo darles a estos platillos un toque diferente de sabor e ingredientes.

Cualquier extranjero que nos viera desayunar, nos advertirá que ese desayuno seguramente nos va a “caer pesado” porque ciertamente las recetas originales lo son, pero estamos tan acostumbrados a estas deliciosas recetas que en esta ocasión nos dedicaremos a platicar sobre algunos de los desayunos por excelencia en nuestro país y cómo darles un giro interesante para sorprender a todos tus comensales.

En un principio, nos gustaría decir que, en términos generales, una buena opción para hacer un poco más sanas las recetas de nuestros desayunos, es freír cualquier ingrediente (tortilla, huevo, frijoles, salsas, etc.) en aceite coco, o aceite de oliva, ajonjolí o aceite de canola (que es el que resiste más las altas temperaturas) en vez del aceite de cocina comercial.

Con cualquiera de estos aceites nuestros platillos obtendrán un nuevo y delicioso sabor.

La mezcla.

Estamos acostumbrados a mezclar alimentos durante el desayuno, fruta con huevo y jamón, jugo con frijoles huevo y tortilla, etc; una de las recomendaciones es no mezclar, ya que la fruta y los jugos pueden fermentar dentro del estómago al combinarse con las proteínas y los carbohidratos. Se recomienda ingerir frutos o jugos y después continuar con carbohidratos ligeros. O si se va a degustar un desayuno como los que a continuación mencionaremos, es mejor evitar la fruta y el jugo.

Chilaquiles

Ahora sí, empecemos con unos inigualables chilaquiles:

  • Un clásico de los desayunos mexicanos, verdes o rojos, su dominio sobre nuestros paladares es innegable. Una opción que podría resultar muy interesante, sería prepararlos verdes, pero con un delicioso toque de romero. 
  • El secreto está en agregar 2 cucharadas de romero fresco picado en el momento de mezclar en un tazón con el aceite de olivo, sal y pimienta. 
  • Con esta mezcla, barnizamos las pechugas de pollo y las cocinamos por ambos lados (el pollo debe de quedar ligeramente crudo porque se terminará de cocinar en el horno) lo retiramos del fuego y lo cortamos en rebanadas sesgadas. 
  • Después, colocaremos los totopos en un refractario y acomodaremos enigma nuestro pollo y los bañaremos con nuestra salsa hecha previamente con chiles, el cilantro y el tomate.
  • Después agregaremos frijoles, cebolla y queso. Finalmente, todo lo ponemos a hornear de 10 a 15 minutos hasta que el queso se gratine y el pollo se termine de cocer. Listo, tenemos unos clásicos chilaquiles pero con un delicioso toque de romero.

Enfrijoladas

  • También un clásico de los desayunos mexicanos, rellenas de huevo revuelto, bañadas en salsa de frijol con chorizo oaxaqueño espolvoreando queso y crema.
  • Pero otra opción puede ser rellenas de arroz y frijoles cocidos con cilantro para el relleno, y para bañar las enfrijoladas, frijol molido y licuado con un poco de agua para que no quede tan espesa la consistencia del frijol (como si fuera una crema) y así bañemos nuestras enfrijoladas sin ningún problema. 
  • Después agrega aguacate, crema, queso y un poco de cebolla y si quieres puedes decorar tu platillo con pequeños trozos de cilantro en la parte superior.
  • Si quieres hacer otra variante dentro de este mismo platillo, puedes escoger un tipo de queso de sabor fuerte para que le dé un pequeño matiz con los demás ingredientes.

 

 

Enmoladas

 
  • Convencionalmente son rellenas de pollo deshebrado. Si tus comensales son vegetarianos o simplemente quieren desayunar algo diferente, le puedes dar un giro a las clásicas enmoladas de pollo, con relleno de plátano macho frito, y como es para el desayuno, el mole puede ser dulce, así evitaremos que pique y la experiencia de tu comensal será más gratificante.

Entomatadas de tortilla con pollo, lechuga, queso, frijoles y cebolla.

  • Puedes prepararlas haciendo una variante en el relleno y en vez de pollo pueden ser claras de huevo, y así lograrás sorprender a todos con un clásico desayuno pero con una variante de sabor y saludable. Muele el jitomate sin piel con los demás ingredientes de la salsa. 
  • Cuela la mezcla y calientala en una cacerola. Sazona con sal y pimienta. 
  • Cocina las claras de huevo como lo harías regularmente.
  • Fríe ligeramente las tortillas con aceite de canola. 
  • Remoja las tortillas fritas en la salsa. Forma las entomatadas y rellenalas con el huevo.
  • Cubre las entomatadas con más salsa. 
  • Agrega queso rallado y cebolla. Genial, ya tienes una variante de entomatadas para preparar.

Omelette oaxaqueño.

  • Con quesillo, bañado en salsa crema de chapulín y acompañado con frijoles refritos.
  • Aquí lo que podemos recomendar es que el omelette sea obviamente de huevo, queso oaxaca y espinacas o flor de calabaza, para sustituir el sabor del pollo y para la salsa crema de chapulín.

Enchiladas de pollo en salsa verde, queso y cebolla. 

  • También es un clásico en los desayunos mexicanos, pero ahora tú puedes proponer unas deliciosas enchiladas de camarón en salsa de chipotle, queso y cebolla. 
  • Para hacer la salsa: Necesitas poner a licuar queso crema, cebolla, onion, un diente de ajo, una taza de leche, crema ácida y 5 cucharadas de chiles chipotles. Licúa.
  • Después agrega sal y pimienta y cocina durante 10 minutos, y ya tienes la salsa de chipotle. 
  • Para los camarones; a un sartén con mantequilla agrega cebolla, onion y ajo, y posteriormente agrega los camarones para sofreír todo junto con sal pimienta y perejil.
  • Cocínalo durante 10 minutos y listo, enrollarlos con las tortillas fritas en aceite de canola (puedes colocar un palillo de madera para que tomen la forma perfecta antes de agregar la salsa).
  • Una vez fritas las tortillas con los camarones, agrega sobre un plato una pequeña porción de salsa de chipotle que preparamos, sirve las tortillas rellenas de camarón sobre esta capa y finalmente sirve más salsa de chipotle encima de las enchiladas. 
  • Espolvorea queso, agrega un poco de cebolla y cilantro. Excelente, ahora ya tienes una nueva propuesta de enchiladas para un gran desayuno.

Estos fueron algunos de los platillos que forman parte de los desayunos mexicanos por excelencia, sin duda existen muchísimos más en este espectro culinario, sin embargo, de lo que que se trata, es de dejar claro que siempre es posible hacer una pequeña variante en estos deliciosos platillos mexicanos clásicos para el desayuno; y que es tan extensa la variedad de platillos que tenemos, que podemos generar infinitas posibilidades para experimentar nuevos ingredientes y sabores a partir de un solo platillo.

FUENTES:

  1.  Sinembargo.mx
  2.  Animalgorumet.com
  3.  Eligenutricion.com
  4.  Recetasveggie.com
  5.  Cocinasyrecetas.hola.com
  6.  Kiwilimon.com

     

Descubre más en De México para el Mundo